Portada revista Fuente Nueva, a 350

Ahora que los más pequeños del lugar se preparan para el curso escolar que comienza el próximo viernes, y abren una y otra vez sus mochilas para ojear el impecable material recién adquirido, y abren y vuelven a abrir sus libros, repletos de dibujos y fotografías, aún oliendo a tinta, queremos recordar un post publicado en 2008 en la sección de “Didáctica de la localidad”.

Se trata de un espléndido trabajo sobre la Historia de San Pedro Alcántara, elaborado por ellos, por los niños que acudirán ilusionados el día 10 a los colegios de este pueblo, de esta ciudad. Palabras prohibidas en muchos medios de comunicación y en los discursos de los gobernantes municipales. Palabras tan naturales en los alumnos de primaria, como malditas en algunos tertulianos de las televisiones de la otra ciudad, del otro pueblo.

En la página web del Colegio Público de Educación Infantil y Primaria “Fuente Nueva” se puede encontrar la revista:

 http://www.juntadeandalucia.es/averroes/fuentenueva/.

Además, la insertamos aquí como documento en PDF:

Revista de Historia del Colegio Fuente Nueva, en PDF

Toda una lección magistral para la inauguración del curso 2010/2011. De los niños y niñas, autores del trabajo, y de sus maestros y maestras.

1 comentario
  1. Manuel Fernández
    Manuel Fernández Dice:

    Mi más sincera enhorabuena a los alumnos y profesores del C.E.I.P. Fuente Nueva. La esperanza en este pueblo se ha afianzado en mí mucho más fuerte de lo que es normal para el que suscribe, al comprobar que hay sampedreños para rato; que los sentimientos de pertenencia a un pueblo siguen siendo firmes y que las tradiciones son transmitidas de padres a hijos como antaño.

    Esta publicación representa la inocencia de los niños y todos debemos tomar buena nota de su enseñanza. Si alguien pretende hacernos ver que no somos sampedreños, sino marbelleros, que perciba, como si de una encuesta o estudio sociológico se tratara, las palabras de estos niños y niñas que han decidido hacer llegar a todos su visión del pueblo donde viven.

    Estas fotografías, dibujos y frases me han hecho retroceder a mis años en el C. P. Pablo Ruiz Picasso, el director don Buenaventura Manzanares, los profesores don José Luis Lomeña, don Jesús Pérez, éste último al que le tengo que agradecer que hiciera nacer y crecer en mi, junto con mis padres, la identidad como sampedreño.

    ¿Qué tiene San Pedro Alcántara que, a pesar de sus carencias, sigue siendo destino y estabilidad para tantos y tantos que por estas tierras han recalado? Mi padre de Estepona, mi madre de Gaucín, don Jesús Pérez de Villacañas en Toledo y, en vez de perderse en otras tradiciones y culturas, me hicieron ver que soy sampedreño, que mi amor debe concentrarse entre los ríos Verde y Guadalmina, que somos parte de un legado que iniciaron los romanos, que modernizó el insigne Marqués del Duero y que hoy, nosotros y nuestros hijos somos los nuevos guardianes de esta tradición que, con visión histórica, nos llevará a las más altas cotas culturales, deportivas, sociales, económicas e independientes.

    Es ley de vida. A pesar de que existen padres proteccionistas e incluso atosigadores con sus hijos, pretendiendo que siempre vivan junto a ellos, un día dejaremos el nido, sabedores de que desde siempre hemos sido mayores de edad para dirigir nuestras vidas y nuestro destino.

    Me quedo con estas frases: “Mi pueblo, San Pedro Alcántara, está en la provincia de Málaga”; “Tantos años esperando un paseo marítimo”… Pero también tengamos en cuenta estas: “Cuando yo era más pequeño los domingos íbamos al campo con mis padres, primos y abuelos, nos divertíamos mucho. Ahora ya no podemos ir porque en el campo han construido muchas casas. El futuro de San Pedro Alcántara será un pueblo sin árboles, plantas ni espacio para jugar.” Javier Núñez parece estar por encima del idealismo que muestran sus compañeros y critica con sus palabras la mala gestión que hacen algunos de este legado.

    No decepcionemos a nuestros niños. ¿Qué futuro les estamos dando? ¿Hasta qué punto no hacemos lo suficiente por nuestro pueblo? No dejemos que desde tan temprana edad haya un solo niño o niña desilusionado con San Pedro.

    No decepcionemos tampoco a nuestros mayores que reclaman ese San Pedro de antes, el de “¿Os gusta más el San Pedro de antes o el de ahora? …otros opinan que antes porque había más tranquilidad y eran casi todos familia.”

    Sólo un detalle: para la Basílica Paleocristiana y las Termas Romanas de la Bóvedas no hay un antes y un después en esas fotografías y dibujos. Siguen desde que recordamos igual de abandonadas.

    Felicidades, sampedreños del futuro.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *