Virgen Fatima 1949

El 10 de diciembre de 1949 llega a San Pedro Alcántara una imagen de la Virgen de Fátima que recorría España, a semejanza de otros recorridos similares que se habían organizado por Europa.

El cortejo, organizado por la orden religiosa de los Misioneros del Corazón de María, causaron unos gastos de 350 pesetas, que fueron abonados por el Ayuntamiento de Marbella.

En la fotografía, del Archivo de la Hermandad de San Pedro de Alcántara, tomada desde la entrada oriental de la localidad, se puede apreciar el edificio del antiguo hospital de la colonia (el del tejado más oscuro), donde en esos momentos  tenía su sede la Hermandad de Labradores y una escuela de niños, y la doble fila de palmeras que adornaban la entrada del pueblo.

Victor Serna Estepona

Hoy se cumplen 56 años de la muerte en Madrid, el 25 de noviembre de 1958, del escritor y periodista Víctor de la Serna Espina, que estuvo bastante relacionado con Málaga.

Habiendo vivido en Marbella y Estepona su desaparición fue muy sentida en la Costa del Sol, según se puede apreciar a través de la nota que se publicó en el diario Sur el día 26 (foto de arriba) y el artículo de Santiago Souvirón (foto de abajo), donde cita, entre otros lugares de la comarca preferidos por Víctor de la Serna, la basílica paleocristiana de San Pedro Alcántara.

Como un malagueño

Verbena octubre de 1952 

A pesar de las dificultades cotidianas, en una España en la cual estaba todavía vigente la cartilla de racionamiento, a los sampedreños de 1952 les supo a poco la feria. Tuvieron la suficiente energía y las suficientes ganas de divertirse para celebrar, una semana después de los festejos, una verbena, que además tenía el loable objetivo de conseguir fondos para una obra benéfica.

Así lo solicitaba Antonio Agüera al Ayuntamiento de Marbella para poder celebrarla el domingo 26 de octubre, según el programa de mano que aparece en la fotografía.

Antonio Agüera Samiñán era el presidente de la Junta de Festejos de ese año, integrada por Juan Jiménez Alarcón como secretario, y los vocales Antonio Contreras Sánchez, Antonio Peña Jiménez, José López Lozano y Juan Barrientos Martín. Esta Junta había sido propuesta al Ayuntamiento por los concejales de San Pedro Alcántara Joaquín Amores Blanco y Fernando Caracuel Bellido.

(Adaptado del libro San Pedro de Alcántara. Recuerdos de un pueblo y su patrón)

Calendario de octubre de 1850

Calendario 1850, portada detalle

Comienza el mes de octubre. Mes grande en San Pedro Alcántara, que celebra el día 19 la festividad de su patrón, el santo extremeño del mismo nombre, reformador de la orden franciscana a mediados del siglo XVI.

Traemos al blog una pequeña joya bibliográfica, un calendario publicado por el Obispado de Málaga en el año 1850. Ya que fue en esa década cuando el marqués del Duero comenzó a comprar las fincas con las que constituiría su colonia agrícola y llegaron los primeros pobladores.

19 de octubre de 1850

Durante este mes también celebra sus fiestas la colonia vecina de El Ángel, el 2 de octubre,  de la cual sólo queda como resto material su magnífico jardín. Aunque su actividad agrícola y anteriormente industrial permanece entre los hitos económicos de la historia de nuestra provincia.

Octubre del 1 al 9

Del 1 al 9 de octubre

Del 10 al 8 de octubre de 1850

Del 10 al 18 de octubre

Del 19 al 31 de octubre de 1850

Del 19 al 31 de octubre

La Gloriosa y los hermanos Concha

Batalla de Alcolea

Batalla del puente de Alcolea. 28 de septiembre de 1868. Óleo de José María Rodríguez de Losada. Real Academia de la Historia

El 19 de septiembre de 1868 se iniciaba en Cádiz un levantamiento que derrocaría a la reina Isabel II en un breve plazo de tiempo, gracias a la coalición de progresistas, unionistas y demócratas, que contaban entre sus filas con los militares más destacados del momento: los generales Prim y Serrano. Este movimiento revolucionario fue conocido como la Gloriosa.

En el bando contrario, los hermanos Gutiérrez de la Concha fueron fieles hasta el último momento a la reina Isabel. José fue efímero presidente del Gobierno entre el 19 de septiembre y el 7 de octubre. Manuel, nombrado capitán general de Castilla la Nueva, se convirtió en el hombre fuerte del momento.

Ambos, conscientes de que la causa monárquica estaba perdida después de la batalla del puente de Alcolea (Córdoba), y para evitar más derramamiento de sangre, facilitaron la toma del poder por los rebeldes. Narrado así, en un artículo publicado en el número 119 (septiembre de 2008) de la revista La aventura de la Historia:

«El nuevo presidente del Ejecutivo, general José Gutiérrez de la Concha, marqués de La Habana, tras acordar en una junta de generales una “transacción” con los revolucionarios y delegar sus poderes en su hermano Manuel, marqués del Duero, intentó en vano salir de Madrid hacia San Sebastián para presentar la dimisión a la reina. El general marqués del Duero reiteró las órdenes de su antecesor para dejar libre el camino al ejército rebelde y cedió pacíficamente el poder a la élite revolucionaria madrileña el 29 de septiembre; nombró capitán general de Madrid a Antonio Ros de Olano y resignó el poder en el general unionista Joaquín Jovellar y en el político progresista Pascual Madoz, que pasaron a ser respectivamente gobernador militar y civil de la provincia. De inmediato, la Junta revolucionaria de la capital se instaló bajo la presidencia de este último.»