Soldados, La Tribuna

Reproducimos un artículo de Juan Santaella publicado en La Tribuna de Marbella el 9 de mayo de 2008.

“EL DESEMBARCO MILITAR HA SIDO UNA PANTOMIMA SIN RAZÓN ALGUNA”

La celebración que el ayuntamiento, o la tenencia de alcaldía de San Pedro hizo con respecto al bicentenario del Marqués del Duero, con un desembarco tipo Normandía no fue bien recibido por aquellas personas que conocen la vida del fundador de esta Villa.

La opinión del historiador José Luis Casado Bellagarza y de Lina Urbaneja, responsable de Cilniana, a la que se ha pretendido ‘implicar’ en esta celebración paracastrense, es un ejemplo.

Y es que no tiene mucho sentido, en esta época, que se haga un alarde militarista de un hecho histórico, que no tuvo absolutamente nada que ver con las armas o con los militares, a pesar de que el Marqués era general, como fue la irrupción del fundador de esta localidad y que se hizo con medios muchos más pacíficos y constructivos. Aquí vino a cultivar, no a pelear.

Esto nos lo corroboran estas dos personas, que se sienten bastante defraudadas por esta idea. “Si querían representar un desembarco que lo hubo, nos dice el señor Casado, fue el de las máquinas de vapor y las trilladoras que llegaron en grandes barcazas a la playa. Martínez de la Concha, jamás exhibió su traje militar en la zona y menos para ‘tomarla’. El compró esta finca, al señor de Benahavís, ya que la vio llana y suficientemente fértil como para explotarla agrícolamente, fundando la Colonia a la que vinieron gentes de muchas provincias españolas, de los cuales descienden los sampedreños. Podrían haber realizado otro tipo de actividades, entre las que destacaría enseñar a los niños en la escuela la historia de nuestro pueblo, en vez de hacer una parodia militarista que no tiene nada que ver con nuestra historia y menos con el desembarco de ‘soldados’ de la primera y segunda guerra mundial”.

Por su parte Lina Urbaneja, presidenta de Cilniana, que se enteró por la prensa de que esta asociación apoyaba estos actos, nos dice “que en absoluto se me ha preguntado nio hablado nada de este tema, y aunque lo hubieran hecho me hubiera puesto en contra”.

1 comentario
  1. José Antonio Moreno
    José Antonio Moreno Dice:

    Además de parodia militarista, yo añadiría que en todo este cotarro hubo apología del nazismo: se vendían esvásticas, ejemplares del Mein Kampf y demás parafernalia hitleriana, amén de saludos brazo en alto… Vamos, un espectáculo nada edificante.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *