VirgendelCarmenPersonasPlayasRosaVerde

San Pedro Alcántara mantiene desde sus inicios una relación inequívoca con el mar. Relación de trabajo, para el embarque y desembarque de mercancías; y de ocio, como las moragas en las fiestas patronales de fines del siglo XIX. En la actualidad la procesión de la Virgen del Carmen, organizada por los vecinos de El Ingenio, es una admirable manifestación de fe popular, que alcanza grandes dosis de belleza plástica cuando la imagen llega a la playa en el atardecer del 16 de julio.

Al estar situado San Pedro Alcántara algo retirado de la orilla del mar puede parecer que al constituirse la colonia agrícola no se tuvo en cuenta esa circunstancia y por eso se construyó el pueblo a esa distancia.

Nada más lejos de la realidad. San Pedro se levantó en una pequeña elevación, y entre otros factores que hubieran podido influir en el lugar está el alejamiento de las zonas encharcadas de las desembocaduras de los cursos de agua: río Guadaiza y arroyos del Chopo o Boca del Negro. Lugares que fueron desecados y plantados de eucaliptos más tarde.

Pero esa distancia al Mediterráneo es una distancia de respeto y de admiración. No en vano la casa construida por la familia Cuadra, la Villa de San Luis, se llamó en algún tiempo Linda Vista, nombre que se recuerda actualmente en alguna calle y urbanización, pues desde ella se podía observar el bello paisaje de la vega litoral y al fondo el inmenso azul del mar.

¡Lástima que cada vez sea más difícil esa contemplación! Algunos obstáculos lo impiden en parte. Pero invito al lector a eludirlos, mientras se toma un café en alguna terraza de la calle de «Enmedio» y mira hacia el sur. Seguro que encontrará un retazo de paisaje marino al fondo.

En la época fundacional llegó en barcos gran parte de la infraestructura para la colonia: la maquinaria agrícola y la maquinaria de la fábrica de azúcar. Elementos difíciles de transportar por medios terrestres,  pues la carretera estaba en muy malas condiciones y las crecidas de los ríos impedían el paso por ella. Y el ferrocarril… seguimos esperándolo desde que en 1848 empezó a trotar de Barcelona a Mataró.

El Ingenio, el barrio llamado antes La Azucarera, era el que más estaba relacionado con el mar. Desde la fábrica existía una línea férrea cuyos vagones transportaban por el peso de la gravedad el azúcar hasta la playa, donde era embarcada para su exportación. A finales del siglo XIX sabemos que la colonia tenía dos veleros, el «Juanito» y la «Joven Rosita», para llevar el preciado material sacarino a Málaga y otros lugares.

VirgenCarmenTronoRosaVerde

Además la residencia de la mayor parte de los pescadores sampedreños en El Ingenio hizo que la capilla que se construyó allí, a mediados del siglo XX, tuviera como advocación la Virgen del Carmen, y que la Asociación de Vecinos «Julio Romero de Torres» comenzara en 1980 a organizar una verbena popular, en honor a la patrona del mar, fiesta que ha continuado hasta nuestros días.

Por ello el 16 de julio cientos de sampedreños, también personas llegadas de otros lugares, acompañan a la imagen de la Virgen desde el barrio azucarero hasta la orilla del mar. Y si las olas no lo impiden la embarcan para un paseo en medio de la admiración y la devoción de los allí presentes.

Llega el momento sublime, unión del pueblo con el Mediterráneo portador de todas las culturas, demostración de fe popular y sencilla, como su modesta Virgen del Carmen, que no utiliza puerto, ni un gran barco, ni siquiera un lujoso trono. No se necesita nada de eso para gozar de uno de los grandes momentos del calendario de San Pedro Alcántara. Es suficiente contemplar el dual paisaje: al sur el mar y al norte la montaña, al atardecer del 16 de julio. Y compartirlo con los vecinos… mientras se hunden los pies en la arena mojada.  

(Las fotos corresponden al 16 de julio de 2004)

Casa Robledano y plaza, color

En un artículo aparecido en el número 3 de la revista Rosa Verde (correspondiente a 1994 y que publicaba la Asociación del mismo nombre y el Centro Público de Educación de Adultos), José Edmundo Sanz-Daza Bautista recogió una serie de recetas facilitadas por Inés García Morito, cocinera entre los años 40 y 50 del siglo XX de Juan Robledano, último administrador de la colonia, y su familia.

Así podemos conocer como se preparaban los siguientes platos:
Chivo a la pastoril
Calamares rellenos
Foie-gras
Perdiz con ajo
Embuchado de cabeza
Guiso de alcachofas y guisantes
Cuajada de higos
Roscos María Marín
Roscos fritos

Además, el artículo narra diversos aspectos de la vida cotidiana del pueblecito que era San Pedro Alcántara hace más de medio siglo.

Recetario de cocina de San Pedro Alcántara, en PDF

San Pedro aerea actual

En el año que acaba de terminar, 2009, el Instituto de Cartografía de Andalucía ha editado un Atlas de la historia del territorio de Andalucía. Un magnífico ejemplo de interrelación entre geografía e historia, como expresa en el prólogo de la publicación el profesor Antonio Miguel Bernal.

Un trabajo en equipo de historiadores y cartógrafos, que contando con la colaboración de otros especialistas en áreas como el patrimonio y el medio ambiente han hecho posible una obra con una gran profusión de imágenes: mapas, gráficos, fotografías, que ayudan a comprender de forma muy didáctica la historia del territorio andaluz, desde la Antigüedad hasta la Edad Contemporánea. Complementado, además, con un texto ameno y riguroso al mismo tiempo, basado en fuentes documentales así como con las más novedosas aportaciones bibliográficas.

De las ocho secciones en que se divide el libro una de ellas se dedica a «Historias territoriales», y dentro de éstas el capítulo 67 trata del litoral mediterráneo, el lugar que ha sufrido en sus funciones los cambios de mayor calibre de todo el territorio andaluz, comenzando por las colonizaciones de fenicios, pasando por la industrialización que se produjo a mediados del siglo XIX en el eje Marbella-Málaga, y acaba en nuestros días con la expansión de los invernaderos almerienses y con la urbanización turística que comenzó en la Costa del Sol y se ha extendido a la mayor parte de la costa en una auténtica conurbación.

Como ejemplo gráfico de esto último se presentan dos fotografías aéreas correspondientes a la zona comprendida entre San Pedro Alcántara y Puerto Banús, paradigma de ese tremendo cambio, entre 1956, fecha de la primera foto, donde se puede apreciar la pequeña cuadrícula urbana que era entonces la colonia, rodeada de campos de cultivo, mientras que en la otra foto, de 2007, se aprecia la localidad sampedreña, que había visto crecer ampliamente su trama urbana al multiplicarse por más de 30 su población en ese intervalo de tiempo, así como los nuevos lugares creados entre los ríos Guadaiza y Verde: la macro urbanización Nueva Andalucía y el puerto deportivo José Banús.

En este sentido, el ejemplo no es original, pues las mismas fotografías se emplearon para demostrar ese grandísimo, y también brutal, desarrollo urbanístico, y por ende demográfico, en el Atlas Nacional de España, que publicó el Instituto Geográfico Nacional en 1991.

Ahora bien, en el texto que acompaña a las fotografías, en el atlas andaluz al igual que en el de las anteriores del atlas nacional, sólo consta «Marbella. Puerto Banús», sin ninguna referencia a los otros núcleos de población. El título que acompaña a las fotografías podría haber sido «San Pedro Alcántara, Nueva Andalucía y Puerto Banús (municipio de Marbella)». Pero según parece, hasta que no tenga una entidad administrativa propia, San Pedro Alcántara, a pesar de sus miles de habitantes, a pesar de sus miles de viviendas y a pesar de ocupar un espacio en el territorio y en la historia de Andalucía, está condenado a ser ignorado hasta en las obras científicas, en este caso cartográficas.

En definitiva, a estar, a ser, borrado del mapa.

San Pedro y Banus 1956 2007, grande

El Heraldo Hispano

Aurora Robledano Perucich, descendiente de los Robledano sampedreños (véase noticia del 28 de mayo de 2008 en la sección de Cultura), nos envía un ejemplar de El Heraldo Hispano, revista de la Sociedad Española de Punta Arenas, Chile.

A través de la revista se puede conocer la intensa labor de esta asociación, que mantiene vivo el recuerdo de España. Grupos de gaitas, de canto, de bailes o compañía de bomberos voluntarios participan en una amplia gama de actividades culturales, deportivas y de convivencia.

En respuesta a la invitación de la señora Robledano José Antonio Moreno y José Luis Casado han publicado un artículo en el último número de la revista del centro español:

Artículo de José A. Moreno en El Heraldo Hispano, en PDF

Artículo de José L. Casado en El Heraldo Hispano, en PDF

Leer más

Jeroglifico imagenes

En la avenida de la Constitución de San Pedro Alcántara ha tenido lugar un hallazgo sorprendente: una inscripción que sin duda corresponde a un jeroglífico egipcio.

Desde la Tenencia de Alcaldía, en coordinación siempre con la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Marbella, han adelantado en un comunicado de prensa que formará parte del M.N.P., Museo del Núcleo Poblacional (no confundir con las siglas del Museo Nacional del Prado), que abrirá sus puertas próximamente.

Autentificada la pieza por expertos orientalistas se han iniciado los trabajos conducentes a su transcripción, que se darán a conocer mañana.

Añadido el día 29:

Jeroglifico completo

La inocentada corresponde al comienzo de un cuento egipcio, unos 2.000 años antes de Cristo, que comienza :»Los árboles se rompían y la tierra temblaba…»

Trasladado a San Pedro Alcántara, 4.000 años después, la historieta podría empezar: «En una de nuestras avenidas principales le quitaron la vida a los árboles por el simple hecho de ser demasiados grandes…»