«La Colonia de San Pedro Alcántara está situada en la provincia de Málaga, entre Marbella y Estepona y entre el Mediterráneo y la Serranía de Ronda. Las derivaciones de ésta, o sean las Sierras Real (1.365 m.), Real del Duque, Palmitera (1.420 ms.) y otra sin nombre, cuyas estribaciones son el cerro Matrona (589 ms.) y Montemayor (503 ms.), están alejadas de la costa, y entre ambas hay una llanura intensamente cultivada, que es la Colonia, regada por los ríos Guadaira (sic) o Guadaina (sic), Guadalmina y Guadalmansa.

Esta zona es comparable con la vertiente sur de Sierra Nevada, pues en poco espacio se pasa de la zona de cultivos subtropicales, como la caña de azúcar y el algodón, a los alcornocales y pinares de las sierras intermedias y a los pinsapares y rocas desnudas de vegetación de las cumbres de Abanto (1.508 ms.), Alcohol (1.440 ms.) y la Torrecilla (1.1918 ms.). Ver estas cumbres cubiertas de nieve un día tibio de enero, a orillas del mar tranquilo y bajo un cielo fuertemente azul, es un espectáculo que no se olvida fácilmente.»

De este modo comenzaba José Pérez de Barradas la memoria de las Excavaciones en la necrópolis visigoda de Vega del Mar (San Pedro Alcántara, Málaga), publicada en 1934.

El arqueólogo describe el paisaje donde se enmarca la basílica-cementerio, durante los trabajos que dirigió para sacar a la luz la basílica y más de cien tumbas.

Si bien había estado en 1929 para algunas exploraciones preliminares, fue en enero de 1930 cuando comenzó su amplia excavación en Vega del Mar, de ahí que cuando en el texto menciona el contraste de las cumbres nevadas con el azul del cielo en un templado día de enero, se corresponde con una grata experiencia personal.

 

Día 28:
La Dirección General de Cultura y Patrimonio Histórico de San Pedro Alcántara ha negado haber recibido ningún comunicado de la Asociación Impulsa Ciudad para utilizar ganado para pastar en la Basílica Vega del Mar y su entorno, dado el problema que parece irresoluble de crecimiento continuo de maleza en el citado yacimiento arqueológico y el bosque de alrededor.
Recordemos que otras medidas, como tratamiento con herbicidas, desbroce a mano o con máquinas no han dado resultado, y el empleo de maquinaria pesada, tal como se efectuó hace unos años, se sancionó por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.
Desde Impulsa Ciudad, organización que recientemente denunció el deterioro de los muros de una construcción cercana a la Basílica por el tráfico rodado, indica que el pastoreo está autorizado en zonas protegidas de Parques Nacionales como Doñana y de Monumentos como la Alhambra. De igual forma, si el resultado es favorable podría extenderse a otros enclaves del patrimonio histórico del municipio amenazado por la vegetación incontrolada, como las Termas de Las Bóvedas o el Trapiche del Prado.

Día 29:
Ayer fue el día de los Santos Inocentes.

 

El lugar de Las Bóvedas, en San Pedro Alcántara, alberga unas termas romanas de considerable valor histórico en el ámbito nacional, y una torre vigía del siglo XVI (véanse diversos artículos en este blog).

La parcela de las termas

En los alrededores, urbanización Guadalmina, se destruyeron muchos restos antiguos del subsuelo, siendo el caso más notorio el de abril de 1981, al comenzar la construcción de unos bloques de apartamentos junto al arroyo del Chopo (véase diario SUR  de 21 de julio de 1981), a pesar de que Las Bóvedas estaban reconocidas como monumento nacional desde 1936 y existía un informe arqueológico de febrero de 1980 específico sobre esa zona y ese proyecto de obra.

Entonces, a petición del Ayuntamiento de Marbella, comenzaron las negociaciones para la expropiación por parte de la Junta de Andalucía de los baños romanos, que se encontraban en los jardines del chalet La Torre de Marfil.

El procesó culminó con el acta firmada en Marbella por la delegada provincial de la Consejería de Cultura (véase diario SUR  de 3 de marzo de 1987). En vez de expropiación, la dueña vendió a la Comunidad andaluza una parcela de 2.441 metros cuadrados en torno a las termas al precio simbólico de una peseta el metro cuadrado, en total 2.441 pesetas, equivalente a 14,67 euros. A cambio conservó el resto de la finca, tras constatarse mediante sondeos que no albergaban indicios arqueológicos.

Un logro a medias, ya que las termas quedaban rodeadas de fincas privadas, sin acceso por ninguna parte, incluso la propiedad conservó una franja al sur, entre el monumento y la playa.

La parcela de la torre

De forma paralela, desde la Junta de Andalucía se declaró fuera de reserva arqueológica la zona norte de la parcela ocupada por la torre almenara, e inició el proceso para modificar el PGOU que permitiría edificar casas adosadas. Una actuación con la cual no estuvo de acuerdo el Ayuntamiento de Marbella, en concreto la Comisión Informativa de San Pedro Alcántara (véase diario SUR  de 19 de mayo de 1989).

No transcurrió mucho tiempo, 1995, cuando se construyeron las viviendas adosadas. A cambio, pasaron a ser de dominio municipal los 4.318 metros cuadrados donde se encuentra la torre almenara, que alberga estructuras y materiales romanos en el subsuelo.

El balance es positivo, no obstante el acceso a la zona arqueológica es poco adecuado. Dos estrechos pasillos, que comienza en las letras A y B de la fotografía aérea, conducen a una puerta, C, de acceso a la parcela de la torre, mientras que D es la entrada a las baños.

Además, Las Bóvedas merecen un mejor mantenimiento y unas excavaciones que desvelen algunas incógnitas sobre este singular complejo termal.
Diario SUR, 3 de julio de 1981


Diario SUR, 3 de abril de 1987

Diario SUR, 3 de abril de 1989

La asociación San Pedro Alcántara 1860 insiste ante los organismos competentes para que se protejan los restos arqueológicos que permanecen al descubierto y sin protección desde hace más de dos años.

En esta ocasión las solicitudes se envían a la Dirección General de Cultura de San Pedro Alcántara, Dirección Territorial de Cultura de Málaga y Acosol.

 

EXPONE:

             Que el pasado 18 de julio la Delegación Territorial de Cultura en Málaga dictó una resolución en la cual rechazaba el proyecto de trazado de un colector de aguas residuales en el entorno del BIC de la basílica paleocristiana de Vega del Mar. En la misma también se indicaba la necesidad de aportar arena para cubrir los restos arqueológicos al descubierto en el lugar.

            Que en una reunión que tuvo lugar el pasado 3 de septiembre, entre miembros de San Pedro Alcántara 1860 con el consejero delegado de Acosol y un ingeniero de la misma empresa pública, en la cual expusieron una propuesta de nuevo trazado, se indicó, por parte de nuestra asociación, que Acosol podría colaborar, con Ayuntamiento y Consejería de Cultura, con sus medios técnicos para la aportación de arena, a lo cual respondió afirmativamente el consejero delegado, sr. Cardeña.

            Que hasta el momento no se ha efectuado esa actuación.

SOLICITA:

            Que se coordine la aportación de arena entre la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara y la Dirección Territorial de Cultura de Málaga, teniendo en cuenta que pueden contar con los medios técnicos de Acosol, para ocultar los restos arqueológicos del talud de la duna de Vega del Mar y los muros al descubierto en la parte superior de la duna, para lo cual remitimos solicitud a los tres organismos citados.

San Pedro Alcántara, 10 de octubre de 2018

 

 

 

Planimetría de síntesis. Memoria preliminar de georradar. Arastipi para Acosol.

La Asociación San Pedro Alcántara se opone a la actuación prevista por la empresa pública Acosol, para incluir en el entorno del Bien de Interés Cultural de Vega del Mar, basílica y necrópolis, el colector de aguas residuales que actualmente discurre por la playa, así como construir una denominada “senda litoral”, ya que el estudio de georradar efectuado por una empresa especializada ha localizado bastantes huellas de construcciones en el subsuelo actual.

Además, hace algunas consideraciones generales sobre este yacimiento y el cercano de las termas de Las Bóvedas, al estimar que debe enmarcarse en la situación general de tan relevantes muestras del patrimonio histórico. Por lo cual, la administración municipal y autonómica deben coordinarse para la limpieza sistemática de estos relevantes bienes patrimoniales y la restauración de bastantes elementos deteriorados.

Al mismo tiempo, reitera su denuncia sobre la existencia de numerosos restos cerámicos y de otro tipo en la ladera sur de la duna, junto con agujeros presuntamente debido a expoliadores.

Para ver el comunicado general expuesto pinchar en el enlace:

BasilicaExposicionGeneralRVerde

Aparte de la exposición, común para los tres organismos siguientes, éstas son los solicitudes concretas para cada uno de ellos.

A Acosol:

  1. Que no se incluya el colector ni la senda litoral en el entorno del BIC de Vega del Mar.
  2. Que se nos informe de las medidas tomadas al respecto.

A la Delegación Territorial de Cultura de Málaga:

  1. Se amplíe el entorno del BIC de Vega del Mar, con la incorporación de los descubrimientos de 1991 y se protejan los restos arqueológicos actualmente al descubierto en el lateral sur de la duna, comunicado a esa Delegación el 3 de agosto de 2017 y reiterado el 13 de junio de 2018, constituyendo un retraso injustificable ante el riesgo de expolio.
  2. No se permita la instalación del colector y senda litoral en el entorno del BIC por parte de Acosol.
  3. Que se nos informe de las medidas tomadas por esa Delegación.

A la Dirección General de Cultura y Patrimonio de San Pedro Alcántara:

  1. Que esa Dirección General se manifieste en contra de incluir el colector y senda litoral en el entorno del BIC de Vega del Mar.
  2. Que inste a la Delegación Territorial de Cultura, y coordine con ella, la ampliación del BIC a los terrenos donde hubo hallazgos en 1991 y se protejan los restos arqueológicos actualmente al descubierto en el lateral sur de la duna, ante el evidente riesgo de expolio.
  3. Que se limpie de maleza el entorno del BIC (bosque de eucaliptos).
  4. Que se restauren tumbas y otros elementos deteriorados de la basílica-necrópolis.
  5. Que se nos informe de las medidas tomadas por esa Dirección General.