Primavera desde el bulevar de San Pedro Alcántara, con ciruelos en flor.

12 de enero de 1939
“El campo tenía una gran necesidad de jornaleros. Pues eran muchos los hombres que continuaban en los diversos frentes de guerra. Al comenzar el año, esperaban incorporarse a sus puestos de trabajo hasta un total de 49 sampedreños pertenecientes al bando nacional, repartidos en diferentes destinos militares por toda España, entre ellos:

Félix Martín Guerrero, ayudante de chófer, en el Cuerpo de Ingenieros de Sevilla.
Felipe Periáñez Lara, jornalero, en el Regimiento Infantería de Pavía n.º 7.
Juan Vázquez Osorio, jornalero, hospitalizado en Sevilla.
Miguel Caracuel Bellido, jornalero, en Milicias de la FET
Antonio Osorio Troyano, jornalero, en el Tercio General Mola.
Manuel Morales Villalobos, jornalero, en la Caja de Reclutas de Ronda.
…”
Notas:
Autor: José L. Casado, del libro “San Pedro Alcántara. Recuerdos de un pueblo y su patrón”
La Guerra Civil finalizó el 1 de abril de 1939.
Documento del Archivo Municipal de Marbella.

Esta sección contiene documentos sobre San Pedro Alcántara, en especial referidos a su historia. En los casos que se crea necesario con su transcripción. Para visualizarlos se incluirá el enlace correspondiente. Se presentarán por orden alfabético de los archivos donde se encuentren.

ARCHIVO DEL MARQUÉS DEL DUERO (Jerez de la Frontera)

Acta de inauguración de las obras de la fábrica azucarera.
San Pedro Alcántara, 12 de septiembre de 1870

 

 

Hace 25 años, en enero de 1994, Miguel Nieto informaba en el diario SUR de una investigación llevada a cabo por Lucía Prieto y José Luis Casado, en la cual se ponía de manifiesto que los dos antiguos edificios situados en la entrada oriental de San Pedro Alcántara, habían sido la sede de la Granja Modelo impulsada por el marqués del Duero en la década de 1860.

Además, se daba a conocer que la escuela de agricultura se había emplazado sobre un antiguo trapiche o ingenio de fabricar azúcar, el llamado Trapiche de Guadaiza, levantado por Juan Lesseps en 1823. Por tanto, se descubría un edificio preindustrial, anterior a la fundación de la propia colonia de San Pedro Alcántara.

Artículo en diario SUR: El nacimiento de una colonia. 23 de enero de 1994

Poco después, en mayo de 1994 los historiadores Prieto y Casado presentaban un libro sobre la Granja Modelo, con amplia información de la experiencia innovadora, editado por la Asociación de Formación de Adultos y Cultura Popular Rosa Verde. Y en julio publicaban un artículo en el número 2 de la revista Rosa Verde.

 

El acto de inauguración de la biblioteca de San Pedro Alcántara tuvo lugar a las seis y cuarto de la tarde, del martes 19 de diciembre de 1978, según el Saluda enviado por el alcalde de Marbella, Francisco Palma. Poco después, a las siete de la tarde se inauguraría la de Marbella.

Al acto asistiría el ministro de Cultura, Pío Cabanillas, y otros altos cargos de la política nacional, provincial y local. Recordemos que dos días antes, el domingo 6, los españoles votaron de forma masiva y afirmativamente la Constitución, lo que abría una nueva etapa democrática en nuestro país.

El proceso para la puesta en marcha de la biblioteca se había iniciado casi un año antes, ya que el Pleno municipal en enero de 1978 acordó: solicitar su creación al Ministerio de Cultura, así como el establecimiento de un concierto con el Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas, aprobar el reglamento de su régimen interno y el de préstamo de libros, y una propuesta de Junta de la Biblioteca, compuesta por el Concejal delegado de Cultura, José Manuel Vallés, y los directores de los dos colegios de E.G.B. de San Pedro Alcántara, Jerónimo Torquemada y Francisco Lavela, mientras que para encargado se proponía al maestro Luis Sánchez Cuñat.

A los dos años de este último acuerdo, diciembre de 1980, se cambió la composición de la Junta, ya en el contexto de la primera corporación municipal democrática. Tenía como presidente al alcalde de Marbella, Alfonso Cañas, y como vocales a Manuel López, teniente de alcalde de San Pedro Alcántara, junto con Hipólito Fernández, José Llamas y Remedios Nieto. Como responsable de la biblioteca se nombró a María Dolores Zamora, que con el tiempo fue sustituida por María Luisa Otal, quien en la actualidad sigue desempeñado el cargo, y a la cual queremos reconocer su labor a lo largo de todos estos años.

Pero no sería hasta unos meses después, febrero de 1981, cuando se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Orden de la creación de la “Biblioteca Pública Municipal de San Pedro Alcántara”.

Hasta aquí los datos extraídos de documentos procedentes del Archivo Municipal de Marbella, que tendrían que confrontarse con otra información, para completar la pequeña historia de una institución tan relevante como es una biblioteca pública, la de San Pedro Alcántara, que hoy cumple 40 años.

 

La biblioteca ocupó el lugar del matadero municipal, en la esquina de las calles Manuel Cantos y Doctor Eusebio Ramírez. En la fotografía se puede ver como los bajos lo ocupaba un Centro Juvenil, después se dieron allí clases de la Universidad Popular y más tarde se instaló la sala infantil y juvenil de la biblioteca, dejando la de la planta superior para los adultos.

La biblioteca se trasladó a la plaza de la Iglesia. Y en la actualidad en sus locales funciona una oficina de la Policía Nacional, trasladándose la puerta de entrada de la calle Doctor Eusebio Ramírez a Manuel Cantos.

Vista interior

En la esquina de la mesa se puede ver el libro de Fernando Alcalá San Pedro Alcántara. La obra bien hecha del marqués del Duero, quizá uno de los ejemplares más consultados de la biblioteca.

En la parte superior de la estantería una enciclopedia, ahora en desuso por un masivo empleo de Wikipedia y otros medios.

En medio Carolina de Mónaco y Brigitte Bardot ocupan las portadas de dos revistas. El diario SUR anuncia un inminente cambio de ministros en el Gobierno que presidía Adolfo Suárez. A la derecha la revista Voz Propia, de una asociación juvenil de San Pedro Alcántara.

En el estante inferior Cambio 16, que junto con Triunfo del estante de en medio, fueron revistas que contribuyeron a la información del cambio democrático en España, y al propio cambio. También se puede ver Mundo Escolar, una publicación del ¿Colegio Pablo Ruiz Picasso?.

Junto al mueble fichero con el catálogo de los libros el mostrador de información, recepción y oficina de la responsable de la biblioteca. El ventilador nos hace recordar el calor que hacía en verano en la sala. Y una máquina de escribir portátil de los tiempos, no demasiado lejanos, en los que vivíamos sin ordenador.